Carbonato de Calcio (Cal Agrícola)

Es un material alcalinizante, considerado como un excelente neutralizante de la acidez de los suelos y corrector de PH. El poder de neutralización es de entre 90-100. El problema de la acidez del suelo se origina por la excesiva percolación de la lluvia, el uso de fertilizantes acidificantes, descomposición de residuos de cosechas y aplicaciones de abonos orgánicos. Si usted nota que los rendimientos están disminuyendo y observa que las hojas de sus cultivos se amarillan y marchitan, es un signo de problemas de toxicidad o acidez, pero el problema se resuelve fácilmente mediante la aplicación de Cal Agrícola de Calera San Miguel, S.A.

Presentación:: 
Disponible en bolsa de 50kg (110 Lbs.) y Granel Con Pipa Presurizada
Beneficios: 
  • Disminuye la acidez del suelo, con esto los cultivos aumentan su producción
  • Incrementa el pH
  • Baja la toxicidad del aluminio
  • Mejora la eficacia en el aprovechamiento de fertilizantes
  • Suple de calcio al suelo
  • Mejora las condiciones físicas del suelo
  • Permite una mejor disponibilidad de los nutrientes al suelo
  • Se obtiene una mejor descomposición de materia orgánica
  • Aumenta la absorción del agua y aire
  • Contribuye a la formación de materia orgánica
  • Hace más aprovechable el fosforo del suelo
  • El potasio es mas asimilable
  • Desarrolla un mejor ambiente para el desarrollo de las bacterias beneficiosas
  • Estimula las bacterias fijadoras del nitrógeno del aire y hace mas aprovechable el nitrógeno de los fertilizantes
  • Los hongos causantes de enfermedades muestran menor daño
  • Es el corrector de pH natural más económico del mercado.
Modo de Aplicación: 

La forma ideal de aplicación es mezclar el Carbonato de Calcio con el suelo, esta forma se adapta a las siembras nuevas, ya que puede mezclarse con la tierra del ahoyado. En plantaciones establecidas, la aplicación debe ser al voleo para evitar daño en la raíz de la planta.

Usos o Aplicaciones: 

Dependiendo de las condiciones físico-químicas del suelo y también de los requerimientos del cultivo, se recomienda de 0.50 a 2 tm/ha.

Es muy necesario realizar un análisis de suelos y foliar, así como consultar a un profesional en ciencias agrícolas para determinar la dosis técnica más conveniente para la finca también del pH, textura, materia orgánica y volúmenes de calcio, magnesio y aluminio que tenga el suelo.

Uso: